En Manos de Lutero

Como siempre contundente y puntual, les dejamos esta columna del Senador Manuel Bartlett

El Senado aprobó las propuestas de Peña para comisionados y consejeros para las Comisiones de Energía e Hidrocarburos,  los Consejos de Administración de Pemex y CFE, y del Fondo del Petróleo. PRI y PAN matrimoniados votaron para imponer acríticamente la voluntad del Ejecutivo. Entregaron la aplicación de la Reforma Energética privatizadora a personas seleccionadas con criterios sectarios, vinculados a intereses corporativos internacionales y nacionales.

La Reforma Energética fue cabildeada por una élite: funcionarios, abogados “corporativos”, intelectuales asociados a “grupos  de reflexión” y mecanismos bilaterales, operando para integrar nuestro sistema energético a los intereses estadounidenses; colaboradores en organismos internacionales que forzaron la apertura. El grupo designado pertenece a esa élite ocupada en borrar la distinción entre los intereses mexicanos y los estadounidenses, predicadores de apertura del petróleo y la electricidad a la “competencia”, para introducir a las trasnacionales. Estos nombramientos implican el dominio de esta élite del andamiaje institucional regulatorio y operativo para imponer “el mercado”, disponer de la renta petrolera y eléctrica, para su apropiación por  los intereses que representan, transferir nuestra energía a la seguridad energética de EU.

El análisis de la trayectoria de los nuevos “señores de la energía mexicana” lo evidencia y obliga al señalamiento de nombres y apellidos, sus vinculaciones y su calificación, para eso fueron propuestos al Senado, aunque irrité a la élite a la que pertenecen.

Luis de la Calle y Luis Téllez pertenecen a la “Trilateral Comisión Nortamerican Group” con Madeleine Albright y Henry Kissinger. Las vinculaciones de los nombrados incluyen a grupos empresariales: CEMEX, cuyo presidente fue consejero del “Instituto Mexicano para la Competitividad” y del “Woodrow Wilson Center”, promotores de Rafael Rangel Sostmann. Peñoles, matriz del ITAM que aloja a la Woodrow Wilson, con sede en Washington, cuyo Director, Duncan Wood, principalísimo promotor de la Reforma, son miembros del centro Jesús Reyes Heroles, representante de empresas de energía extranjeras, Luis Téllez, exdirector de uno de los fondos más poderosos del mundo, el Grupo Carlyle y consejero de empresas extranjeras como Sempra; Luis de la Calle, General Electric, vicepresidente de COMEXI, fondeado por Shell y Exxon.

Respecto a los “centros de pensamiento” que entrelazan a los nombrados está el IMCO,  dependencia del Consejo de Competitividad de América del Norte (NACC), financiados por la Alianza para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte (USAID). Pertenecen al IMCO, Cecilia Monserrat Ramiro, Luis de la Calle y Elizondo Mayer-Serra. Federico Reyes Heroles presidente Transparencia Mexicana, dependiente de Transparency International, fondeada por Shell u British Petroleum. Jaime Pastrana ex-alto funcionario de la Britsh Petroleum. Mario Molina, cuyo Centro recibe donaciones de petroleros. Forman parte de los promotores de la desnacionalización: OCDE, Banco Mundial, BID, Consejo Mexicano de Hombres de Negocios.

Es evidente que estas vinculaciones entrañan “conflicto de intereses”. El análisis de las trayectorias entrelazadas demuestra que reditúan incorporación a consejos de administración de transnacionales, con las que desarrollan ineludibles compromisos. Este grupo operará la Reforma Energética siguiendo los modelos de la OCDE y la legislación impuesta por los intereses norteamericanos que obligan a imponer la “Competencia” y “el Gobierno Corporativo” con facultades de propietarios, que les permitirá, enajenar, desincorporar, en el régimen de derecho privado impuesto y desprovisto de responsabilidades jurídicas.

Dispondrán estos personajes de los más valiosos recursos nacionales. Pemex y CFE manejaban anualmente 2 billones de pesos; sus activos en infraestructura integrados durante 75 años, se estiman en 10 billones de pesos y solamente las reservas aseguran 16 billones de pesos. Cuentan con recursos humanos valiosos, 250 mil trabajadores. Estos personajes ajenos a nuestros intereses nacionales decidirán el destino energético de México.

MANUEL BARTLETT DÍAZ

Fuente

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s