Mientras tanto en Texas

Mientras todas las transnacionales se mueren de ganas de hacer fracking en México…

Una población de Texas que fue sacudida por el primer temblor que registró el año pasado y cientos que han ocurrido desde entonces, se encuentra entre las comunidades que actualmente están tomando medidas para desafiar la supremacía tradicional de la industria del petróleo y gas sobre el derecho que tienen de llevar a cabo el fracturamiento hidráulico.fracking-myths-01-0911-mdn

La alcaldesa de Reno Lyndamyrth Stokes comentó que residentes asustados empezaron a llamar el pasado mes de noviembre:  “Escuché una detonación, luego un resquebrajamiento.  Toda mi casa se sacudió. ¿Qué fue eso?”, preguntó una persona que llamó por teléfono.

La Inspección Geológica de Estados Unidos confirmó que Reno, una comunidad que se encuentra a unas 50 millas al oeste de Dallas, registró su primer temblor.

Los sismólogos han estado investigando si esas sacudidas están siendo causadas por los pozos de desecho que se encuentran en las afueras de Reno, en donde millones de galones de agua producida por el fracturamiento hidráulico son inyectados diariamente.

Reno dio el primer paso hacia lo que Stokes considera será una prohibición total si es aprobada una ley en el mes de abril que limitará la actividad del desecho de agua en el pozo a los operadores que puedan demostrar que esas inyecciones no causarán temblores.

Reno y otras ciudades están siguiendo el ejemplo de Denton, una población universitaria que se localiza al norte de Dallas en donde la primera prohibición estatal sobre fracking dentro de los límites de la ciudad entrará en vigor este martes.

La prohibición de Denton se ha convertido en “un representante de esta importante batalla entre los que desean detener el fracking y las personas que quieren que se lleve a cabo”, comentó Michael Webber, subdirector del Instituto de Energía de la Universidad de Texas en Austin.

También se ha convertido en un referéndum el derecho que tienen las ciudades de Texas para detener la perforación.

Los derechos a la propiedad forman parte del tejido cultural de Texas, aunque el deseo de desarrollar los hidrocarburos es fuerte en un Estado que lidera la nación en cuando a la producción de petróleo y gas.

Sin embargo, de acuerdo a la ley estatal, los derechos a la propiedad están separados de los derechos a los minerales, lo cual hace posible poseer uno pero no el otro.

Ciudades en otros Estados han tratado de detener el fracking, con un éxito variado.  Tribunales de Penssylvania y Nueva York han fallado a favor de permitir que las ciudades tomen el control de la perforación.

Sin embargo, en Colorado, las cortes decidieron en contra de un intento de prohibición que hizo la ciudad.

En Texas, esta lucha ha puesto a los municipios en contra de la Comisión Ferroviaria de Texas, que gobierna la industria petrolera y de gas, y la igualmente poderosa Oficina General de Tierras, que utiliza los ingresos de los derechos minerales para financiar la educación pública.

La Oficina de Tierras, que ahora encabeza George P. Bush, nieto y sobrino de dos ex presidentes, posee 13 millones de acres de tierras y derechos minerales en todo el Estado de Texas, incluyendo a Denton.

Se ha unido a un grupo industrial que trata de obtener una orden restrictiva para impedir que entre en vigor la prohibición del fracking.

Bush es el socio encargado de un fondo que invierte en petróleo y gas, y durante toda su campaña electoral proclamó los beneficios económicos del fracking.

Un portavoz rechazó las solicitudes que le hicieron para que concediera una entrevista, refiriéndola a la Comisión Ferroviaria.

Tom Phillips, abogado de esa industria, le comentó a The Associated Press que la prohibición de Denton viola una ley estatal que establece que los recursos minerales deben “ser completa y efectivamente explotados”.

El consejo de la ciudad de Denton se ha comprometido a defender su prohibición, y otras ciudades están tomando nota.

“La regulación no funciona muy bien en el Estado de Texas porque la Comisión Ferroviaria no está de parte del público”, comentó Dan Dowdey, un activista que está en contra del fracking y que reside en Alpine, una población universitaria que se encuentra a unas horas de dos importantes formaciones shale, Permian Basin y Eagle Ford.

 

Original 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s