Más protestas en 2015

El próximo año será de intenso trabajo para las organizaciones ambientales, debido a que surgirán los primeros proyectos impulsados por la Reforma Energética del Presidente Enrique Peña Nieto y, con ellos, las primeras manifestaciones de inconformidad de las comunidades afectadas.

Edith Martínez Ramos, activista y una de las voceras de Greenpeace, dijo que las leyes secundarias del llamado “Paquete Verde”, eliminaron la consulta previa a la población que será afectada en su territorio con proyectos energéticos como los relacionados con la fractura hidráulica o fracking.PEÑAGREENPEACE

“Vamos a tener mucho trabajo para bajar toda la información legal a las comunidades. El próximo año se presentarán los primeros conflictos de la operación de la Reforma Energética. De hecho hay algunos medios que ya reportan marchas en Tapachula, Chiapas de la población que se opone a la construcción de minas y presas hidroeléctricas. 2015 será un año donde se intensificarán las protestas”, dijo.

La activista detalló que entre los puntos rojos que la organización detecta alrededor del tema del fracking están las modificaciones a la Ley General de Aguas y la forma cómo será administrado ese recurso.

La reforma al campo es otro de los puntos que causarán controversia el próximo año, debido al interés del gobierno federal en incentivar los cultivos transgénicos, dijo.

Edith Martínez explicó que 2014 fue un año de retroceso legislativo en materia ambiental, debido a que se anuló el derecho a la consulta a las comunidades y la posibilidad de realizar proyectos en áreas naturales protegidas.

De acuerdo con la organización, el “Paquete Verde” incluye la modificación a los artículos 38, 40, 43, 44, 48, 49 y 58 del Reglamento de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente en Materia de Ordenamiento Ecológico del Territorio permitirá que la infraestructura relacionada con hidrocarburos, no se considere para la planeación territorial.

Estos cambios, de acuerdo con la organización, representan un riesgo para otras actividades y para la población.

“De tal suerte que la población que habita un territorio no podrá conocer si en su comunidad o sus terrenos se instalarán obras relacionadas con el sector hidrocarburos, además de que no serán consultadas si están o no de acuerdo con que en sus predios se puedan realizar dichas actividades, independientemente de que sean o no compatibles con las actividades que ya estuviesen ordenadas en el territorio”, expuso Alberto Rojas Rueda, Enlace Legislativo de Greenpeace.

El “Paquete Verde” de Peña Nieto también afectará a proyectos de diversa índole, debido a que no se considerarán en el proceso de elaboración del ordenamiento ecológico regional, los de hidrocarburos.

“Un ejemplo sería un desarrollo turístico en el que derivado de lo anterior no se conocieran a tiempo las obras (como gasoductos u oleoductos) que pudieran construirse en la zona lo que en relación con la población que se encuentre en el emprendimiento turístico sea sujeta a un riesgo sin que se sepa. Esto representa un acto grave de desregulación ambiental. Se está pasando por encima de uno de los instrumentos legales más eficaces con los que cuenta la política ambiental para proteger  el ambiente”, advirtió Rojas.

 

FUENTE

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s