El indudable fracaso de la reforma energética

Por el Ingeniero Heberto Barrios

A partir de medio mes de enero han ocurrido eventos que confirman ya de manera total y sistémica, el fracaso de la llamada Reforma Energética de EPN. El objetivo de este artículo no es festinarlo, ya que por sus múltiples efectos tendrá un efecto sumamente negativo para  el presente y el futuro del pueblo mexicano, abordamos dicho tema con el propósito de destruir mitos infundados que se han creado en torno a esta reforma por parte de sus panegiristas y proponer algunas medidas que se deben impulsar a través de la izquierda y las organizaciones populares, ya que como se ha demostrado en la evolución de la “reformas estructurales”: la clase gobernante se encuentra instalada en su torre de sordera, ceguera y sinrazón.PEÑAGREENPEACE

Este fracaso (muy lamentable por sus consecuencias sociales), se debe principalmente por la caída de producción nacional de petróleo (a pesar del conjuro mediático casi mágico que se decía significaban las reformas para incrementar la producción) y al desplome de los precios del crudo en el mercado internacional, que no vieron venir y/o ocultaron los diseñadores de la llamada “reforma” energética.

No olvidemos que para la campaña mediática de promoción de las bondades de la “reforma”  el gobierno gastó más de 353 millones de pesos (www.animalpolitico.com. Rafael Cabrera, 11 de febrero de 2014), campaña a la cual se le daban a la mencionada reforma característica casi mágicas para incrementar la producción, la renta petrolera, el empleo y el desarrollo económico.

Una de las noticias principales actuales, sin embargo, se refiere a la caída en 28% de las aportaciones a los estados petroleros en 2014. Así en 2014 estados como Campeche, Chiapas, Tabasco, Tamaulipas y Veracruz. Participaciones  que, muy justamente y después de una larga lucha para lograrlo, toda vez, que la administración de la industria petrolera en México es un asunto totalmente /y exclusivo con la “reforma” federal.

Estas participaciones disminuyeron en aproximadamente 120 millones de pesos, debido a la caída en la producción que en diciembre de 2013 fue de un poco más de un millón y medio de barriles diarios y la cifra que se tiene es de menos  de un millón cuatrocientos mil diarios (1.36 mmb/d), aunque la SHCP aclaró que a estos estados no se les apoyará por la baja de los precios del crudo a partir de junio de 2014, “ya que la cobertura petrolera adquirida por el gobierno no es participante” (Diario Milenio, J. Jesús Rangel, 18 de enero de 2015).

En realidad esta disminución en las participaciones de los estados petroleros, se debe a una disminución total de los ingresos y la renta petrolera, que los defensores de la “reforma” decían que la renta y los ingresos iban a incrementarse en cuanto se aprobara la “reforma”.

En realidad esta renta y la producción han disminuido, el precio promedio del crudo en 2013 fue de 97.05 dls/barril, en 2014 de 87.5 dls./barril y el previsto para el presupuesto de 2015 de 79 dls /barril, a pesar de que en la Cámara de Diputados como en la Cámara de Senadores, los expertos aconsejaron que sería un precio muy alto para basar el presupuesto de 2015, sin embargo este es el precio que se “mayoriteó” en ambas cámaras, ¿será porque 2015 es un año electoral?

Un 2015 más complicado

Sin embargo para 2015 el panorama se ve mucho más complicado, debido a que todo indica que seguirán disminuyendo los volúmenes de producción en México, debido principalmente que Pemex fue disminuido en su posibilidad de explotar yacimientos de un 46% a 50% por la llamada Ronda Cero (estimación propia). Los precios internacionales seguirán bajando, por ejemplo, el crudo de referencia WTI bajó de 55 a 45 dls./barril en la primer quincena de enero y la mezcla mexicana por debajo de los 40 dls./barril en la última semana. Todo ello que existirá un gran “agujero fiscal” por la disminución de los ingresos y la renta petrolera (a pesar de los juramentos en contrario de los funcionarios del gobierno).

En cuanto a las percepciones de los estados,  en la comparecencia de los subsecretarios de Hacienda y Crédito Público, en la Cámara de Diputados, el 15 de enero, el Subsecretario de Ingresos aseveró que en “el caso de las entidades federativas cualquier disminución en la recaudación federal participable pude ser compensada por su propio fondo, el de Estabilización de las Entidades federativas. Si a pesar de estos mecanismos mencionados, fuese necesario realizar ajustes, entonces se estarían aplicando recortes al gasto” (Diario Milenio, mismo artículo mencionado).

Algunas voces de Hacienda y analistas de plano han anticipado que este año no podríamos esperar excedentes petroleros debido a la baja en los precios y al alto precio (79 dls./barril) en que está basado el presupuesto de egresos de 2015 (El Economista, Elizabeth Albarrán, 19 de enero de 2015).

Con la “Reforma Energética” se han empeorado las condiciones de vida de la Nación, al bajar los ingreso, la producción,  la renta petrolera, y lo único que sí ha subido es el precio de los combustibles y la electricidad, otra promesa incumplida, aunque algunos personajes, como es el presidente de la OCDE y la misma Hacienda han argumentado que gracias a las “coberturas petroleras” no habrá mayor impacto sobre las finanzas públicas.

Sin embargo este tema de las coberturas (que en realidad sería un paliativo  parcial) y otros temas como los incrementos a las gasolinas y los combustibles, lo seguiremos analizando en la continuación de este análisis demostrativo, que por cualquier punto de vista, la “reforma” energética, ha sido un contundente fracaso.

 

O

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s