Indudable fracaso de la reforma energética

Los dejamos con un excelente análisis que merece leerse con mucha atención

Por la Maestra Laura Bolivar y el Ingeniero Heberto Barrios

Dice el refrán popular que: “cae más pronto un hablador que un cojo”, lo repetimos respetuosamente, porque se refiere a que las grandes mentiras o verdades y mentiras a medias no tardan en  descubrirse.

Mencionamos lo anterior, porque muchas de las críticas que se realizaron y realizamos previo a la 005n1pol-1aprobación de la reforma energética por el Congreso, fueron ignoradas en ese momento. Con el paso del tiempo, y sobre todo en el actual escenario, se ha visto que eran reales. Con sentido histórico y buena intención, pero precisamente el haberlas ignorado pone hoy a la Nación mexicana en uno de sus momentos más difíciles.

Uno de los casos se refiere a la autonomía presupuestal y de gestión de Pemex y CFE, que fue uno de los argumentos principales y más alabados; al respecto, uno de los documentos simbólicos cuyos lineamientos fueron seguidos al pie de la letra y en el gobierno basó esta reforma, nos referimos a “Un nuevo comienzo para el petróleo mexicano: principios y recomendaciones para una reforma a favor del interés nacional”, editado por el Mexico Institute del Woodrow Wilson Center y el ITAM (noviembre de 2012), planteaba entre otras cosas: Se requiere un cambio constitucional y regulatorio ya que se necesita otorgar a Pemex mayor libertad financiera y operativa. El nuevo arreglo constitucional y las leyes secundarias deben permitirle operar de acuerdo a una lógica económica y de negocios, en lugar de servir a las necesidades fiscales del gobierno federal.

¿Qué se ha hecho en la realidad? Es un hecho que se difundió poco, dada la temporada navideña, pero la Secretaría de Hacienda (SHCP) decidió retirarle un monto de 50 mil millones de pesos  según informó un comunicado de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) el 26 de diciembre de 2014 mediante la figura de aprovechamientos.

El 14 de enero de 2015, se comunicó que la SHCP solicitó a Pemex recortar de su presupuesto anual, que ya se está concretando, un monto de 60 mil millones de pesos, es decir un 15% de su presupuesto de inversión y a la CFE de aproximadamente 18 mil millones, es decir un ¡58%! del presupuesto de inversión (El Economista, Luis Carriles, 14 de enero de 2015), con el endeble argumento que serían recortes debido a su eficiencia (Lozoya dixit). Es muy importante esto, porque uno de los supuestos beneficios de la “reforma energética” sería el permitir el desarrollo competitivo de Pemex y CFE sin afectar su presupuesto de inversión.

Como puede verse, en menos de 2 meses, la SHCP ¡retiró más de 150 mil millones de pesos de Pemex y CFE! La pregunta es entonces, ¿dónde quedó la supuesta autonomía presupuestal?, ¿dónde las “manos fuera” de que hablaba el secretario de Hacienda?

Contrariamente, se puede visualizar una descapitalización rapaz de Pemex y CFE durante los próximos años, profundizando la estrategia de su desmantelamiento.

El agujero fiscal                     

En el desarrollo de las discusiones para la aprobación de la llamada reforma energética se violó la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, ya que nunca se dio a conocer el impacto presupuestal que tendrían tanto las modificaciones constitucionales como las leyes secundarias, a pesar de que esto fue presentado en mociones suspensivas, por el coordinador de la fracción del PT en el Senado, en diciembre de 2013 y agosto de 2014; sin embargo en una de esas decisiones absurdas que por votación con mayorías hechizas toma el Congreso se rechazaron dichas mociones.

Las afectaciones presupuestales, señalamos anteriormente, se deben principalmente a la baja de la producción de crudo por parte de Pemex, ya que la Sener ha dicho que no se producirá un barril privado hasta 2016 (durante la RE se mencionó 2015), y a la baja pronunciada del precio internacional de la mezcla mexicana (en más del 50%) a partir sobre todo de la reunión de la OPEP del 27 de noviembre de 2014.

Hay que hacer notar que la producción de Pemex cayó en un 3% aproximadamente de 2013 a 2014 (www.pemex.com, actualizados a nov./2014 ) y se estima que para 2015 caiga un 15% más, ya que se prevé una producción de 2 millones cuatrocientos mil barriles (Salvador García Soto. “El ramalazo petrolero”, El Universal, 21 ene 2015).

En cuanto a los ingresos por la exportación de crudo, se sabe que por cada dólar que baje el precio internacional, México pierde 4 mil millones de pesos (mdp) y que por cada 10 centavos que se devalúe el peso (término correcto aunque se le disfrace con los sofismas de ajuste técnico o flotación) o aumente la cotización peso-dólar, se pierden dos mil 363 millones de pesos (“México deja de percibir 3 mil 700 mdp por cada dólar que baja el precio del petróleo” (Bertha Becerra, El Sol de México, 20 ene 2015).

Con base a estos indicadores, la SHCP tiene que informarnos de su estimación de baja en los ingresos y tomar las acciones congruentes y necesarias, sin importar que sea un año electoral, un buen planteamiento, es el de disminuir las exportaciones para dedicar el crudo al mercado interno y aumentar la capacidad de refinación.

Estos recortes presupuestales (de facto) ya están afectando los ingresos de los  estados y sin duda los seguirán afectando aún más, ya que se sabe que desde octubre del año pasado se reportó un déficit de casi 9 mil millones de pesos (8, 862 mdp) en las participaciones federales.

Para 2015, se estima que el déficit para los estados será entre 50 mil y 70 mil mdp, principalmente en los fondos: 1) general de participaciones (13% menos), 2) fiscalización y recaudación (12% menos) y 3) de fomento municipal,  un 12% menos (“Pega caída de crudo a finanzas estatales”, Claudia Guerrero, Reforma, 20 ene 2015).

 

 Fuente: Dominio Ciudadano. 

Las coberturas as financieras del petróleo

Se ha dicho en el discurso de los defensores a ultranza de la llamada reforma energética, tanto por parte de la SHCP como de la OCDE, que este año no habrá problema con los ingresos petroleros ni con el presupuesto, ya que las coberturas financieras repondrán tales pérdidas.

Sin embargo lo que no se ha dicho es que las coberturas no protegen la totalidad de la exportación ya que en 2015 se planeó exportar 398 millones de barriles, pero sólo se aseguraron 228 millones, es decir el 42% de los ingresos por este rubro no estará cubierto.

Por otro lado, la cobertura no pagará la totalidad del precio, ya que el presupuesto de 2015, se estimó con un precio del crudo de 79 dls./barril (a contracorriente de la realidad de la economía internacional y del sentido común) y se contrató un pago de 76.4 dls. /barril, es decir 2.6 dls. de diferencia, lo que hace que haya una pérdida de ingreso de 462 millones de dólares (aprox. 7 mil millones de pesos).

Y si sumamos que la “prima” del seguro fue de 10 mil 500 millones de pesos y que estas coberturas nunca han sido investigadas por le Congreso (“Bajo la Lupa”, Alfredo Jalife Rahme, La Jornada, 21 ene 2015), vemos que las pérdidas son cuantiosas y que la cobertura será un paliativo muy disminuido de los ingresos nacionales y que no ayudarán en nada a los estados y municipios, ya que dicha cobertura no es participable.

Como decíamos, la reforma energética ha significado la entrega de los recurso energéticos de México al extranjero, a cambio de espejismos que cada vez se van desdibujando más y que  traerán dolor y atraso a la Nación, ya que a más de un año de la “reforma” constitucional y seis meses de la leyes secundarias sólo se ha visto: baja en la producción, baja en los ingresos nacionales, aumento en el precio de los combustibles, la continuación del desmantelamiento de Pemex y CFE, pasar de ser un país exportador neto a uno importador y pérdida de soberanía entre otros daños.

Invitamos a que se haga este recuento de daños de la reforma energética por toda la Nación.

original

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s